¡Otoño! ¡Otoño! Novia de trenzas doradas

Presentamos a continuación, y por primera vez en Nicaragua, la traducción de un poema del que es considerado "el padre de la literatura kurda moderna".

¡Los gritos de otoño en Kurdistán!

Por Jiyar Homer

La transición del calor abrasador del verano de Kurdistán a los climas más suaves que marcan el inicio del otoño, siempre me han hecho recordar al poema icónico de Gorán "Otoño", uno de mis favoritos desde que lo leí en mi adolescencia. Abdulá Bag Sleman Bag Abdulá Bag, mejor conocido como Gorán y عەبدووڵڵا گۆران (Abdulá Gorán), es considerado el padre de la literatura kurda moderna. Como poeta, se esforzó por rechazar influencias extranjeras, en particular la métrica y el vocabulario de la poesía clásica árabe, a favor de los ritmos y palabras kurdas más antiguas. Gorán no solo es un poeta, sino una pintura que pinta muchas imágenes bonitas con sus palabras mágicas.

 Nació en Halabja, en la provincia de Slemani en el sur de Kurdistán, en 1904 o 1905. Su padre le inculcó la apreciación por la religión desde su niñez, llevándolo a convertirse en un Faqe, un estudiante del Islam (aunque más adelante, rechazaría al Islam por el marxismo y luego el nacionalismo kurdo). Los últimos años de la Primera Guerra Mundial y el comienzo de la llegada de los ingleses a Halabja marcaron la vida de Gorán, ya que la ciudad fue evacuada por un tiempo y él tuvo que irse con su familia a la región de Hawraman. Gorán fue profesor, periodista, político, preso político y locutor de radio: un profesional multifacético. También fue políglota. Dominaba el kurdo, árabe, persa, turco e inglés, cuando en ese tiempo saber el inglés era muy raro en Kurdistán. Luego de salir de la cárcel en 1951, Gorán se mudó a Israel para fundar la sección Kurda en la estación de radio anti-fascista Cercano Oriente. Regresó a Bagdad en 1960 y trabajó en la Universidad de Bagdad como profesor asistente en el Departamento de lengua kurda. A principios de 1962, contrajo cáncer de estómago y tuvo que ser internado por tres meses en un hospital en Moscú. Finalmente, falleció el 18 de noviembre de 1962 en Slemani.

Cuando le propuse traducir este poema a mi colaboradora venezolana Isabel López, sabía que esta experiencia profundizaría mi apreciación por el carácter kurdo de la poesía y el arte de traducir. Después de todo, como dijo Sherko Bekas (1940-2013), otro de nuestros grandes poetas, "traducir un poema es como besar los labios de un amante a través de un cristal".

Los expertos (y mi madre) dicen que el frío que se acerca será malo para la propagación del virus. En el poema de Gorán, el otoño, frío y amarillo, grita de luto, como los seres humanos que lloramos la pérdida de nuestros seres queridos por la pandemia. Nuestra versión del poema en español, es un recordatorio para aquellos de nosotros que hemos experimentado alguna de las muchas pérdidas que el COVID-19 deja a su paso: que ciertamente debemos llorar, al igual que las lluvias de otoño lloran sobre Kurdistán, sin embargo no debemos secar nuestros ojos mientras esperamos a las flores frescas y los arroyos repentinos de las futuras primaveras.

Jardines Hevsel. Tomada de http://www.kurdistanamericalatina.org/

¡Otoño!

 

¡Otoño! ¡Otoño!

Novia de trenzas doradas,

Yo silencioso, tú resentida:

¡Una pareja de sufridores!

 

Son interminables:

Mis lágrimas, tu lluvia;

Mi respiración, tu brisa fría;

Mi dolor, tus nubes lloronas;

Nunca cesarán:

Mis gritos, tus gritos,

Nunca jamás,

¡Otoño! ¡Otoño!

 

¡Otoño! ¡Otoño!

Cuello y hombros desnudos,

Yo silencioso, tú resentida:

¡Un par!

 

Debemos llorar:

Cuando una flor se marchita,

Cuando cae una hoja dorada,

Cuando una bandada vuela,

Debemos llorar... debemos llorar...

No debemos secar nuestros ojos,

Nunca jamás,

¡Otoño! ¡Otoño!

 

Traducido del kurdo por Jiyar Homer & Isabel López

پاییز!

عەبدووڵڵا گۆران

وەرگێڕانی بۆ ئیسپانی: ژیار هۆمەر & ئیسابێل لۆپێز

 

پاییز! پاییز!

بووکی پرچ‌زەرد،

من مات، تۆ زیز:

هەردوو هاودەرد!

 

من فرمێسکم، تۆ بارانت؛

من هەناسەم، تۆ بای ساردت؛

من خەم، تۆ هەوری گریانت...

دوایی نایە: دادم، دادت،

هەرگیز، هەرگیز،

پاییز! پاییز!

 

پاییز! پاییز!

شان و مل ڕووت،

من مات، تۆ زیز،

هەردووکمان جووت.

 

هەرچەند گوڵ سیس ئەبێ بگریین،

ئاڵتوونی دار ئەڕژێ بگریین،

پۆلێ باڵدار ئەفڕێ بگریین،

بگریینبگریین… چاومان نەسڕین،

هەرگیز، هەرگیز،

پاییز! پاییز!

Traductor: Jiyar Homer ژیار ھۆمەر e Isabel López ئیسابێل لۆپێز

Jiyar Homer ژیار ھۆمەر es un traductor y editor kurdo. Trabaja con español, inglés, árabe y persa. Sus traducciones se han editado en los Estados Unidos, el Reino Unido, Argentina, Afganistán, Armenia, Dinamarca, Suecia, México, Chile, Colombia, Venezuela, Irak, Irán y Turquía, en publicaciones como World Literature Today, Buenos Aires Poetry, Círculo de Poesía, Carajo, Cardenal y The Brooklyn Rail. Ha traducido a autores como Borges, Cortázar, García Márquez, Bolaño, Rulfo, Paz y Neruda, para su publicación en varias revistas de Kurdistán. Sus proyectos actuales incluyen la traducción al inglés con Alana Marie Levinson-LaBrosse de los cuentos de Farhad Pirbal …

Más del traductor

Autor: Gorán

Nació en Halabja, en la provincia de Slemani en el sur de Kurdistán, en 1904 o 1905. Su padre le inculcó la apreciación por la religión desde su niñez, llevándolo a convertirse en un Faqe, un estudiante del Islam (aunque más adelante, rechazaría al Islam por el marxismo y luego el nacionalismo kurdo). Los últimos años de la Primera Guerra Mundial y el comienzo de la llegada de los ingleses a Halabja marcaron la vida de Gorán, ya que la ciudad fue evacuada por un tiempo y él tuvo que irse con su familia a la región de Hawraman. Gorán …

Más del autor

Las batallas

«Todo me parece parte de lo mismo: el cine, la …

Rompecabezas Cerati

Una solicitud de entrevista que se volvió persecución detectivesca. Retrato …

Una fe que ruega ser probada

¿Qué están escribiendo los jóvenes poetas de Nicaragua? ¿Qué rumbo …