Midna Guerrero

Nica que respira y resiste, en busca del diálogo necesario y doloroso.


Carta abierta a la Nicaragua rebelde

«No puede ser que no logremos reconocer que el odio entre hermanos y amantes corre en nuestra sangre colectiva...».