Feligrés del sueño: Antología personal de Juan Manuel Roca

Una lectura del autor colombiano a partir del volumen publicado en 2017 por la Fundación Casa de Poesía de Costa Rica.

Foto de Álvaro Cantillano Roiz. (Ver galería completa).

Feligrés del Sueño: Antología personal de Juan Manuel Roca (Medellín, 1946) publicado por Fundación Casa de Poesía de Costa Rica (2017), nos propone una suerte de recorrido estructurado a semejanza del estado del sueño, es decir, a lo largo de la lectura temas que van desde el oficio literario, el amor, el pasar del tiempo hasta llegar a la marginación se entrelazan sin aparente nexo entre los poemas.

Los poemas de Nadie presentes en la obra plantean una mescolanza entre el tiempo y la memoria como un solo ducto de la existencia misma a través de la marginación de este personaje poético: “¿Ven ese espacio en la foto familiar, un hueco, un / espacio entre la respetable parentela? Es nadie, / sin rastro y sin linaje”. Su deliberado desconocimiento y su deambular sin sentido a lo largo del poemario lo vuelven un extraño que, no obstante, deja un rastro en la consciencia de la misma manera que los sueños una vez que se sale del trance.

La fugacidad de lo material también es una constante, el tiempo es el principal elemento que corroe todas las glorias pasadas del hombre del cual no queda más que estatuas y ruinas, poemas como Vistas a un cementerio de autos reafirman este tópico clásico valiéndose de algo tan común como vehículos sarrosos: “Hay en esta necrópolis de latas retorcidas, / algo de estancada y desmembrada metalurgia. / Algunos de estos restos de latón / fueron cabinas poderosas de hombres seguros (…)”.

Más adelante en Poema invadido por romanos se alude a la pretensión de perdurar a través de la historia recurriendo para ello a la grandeza de este imperio: “No fraguaron el acueducto de Segovia / como un ducto de agua y luz. / Lo pensaron como vestigio, / como un absorto pasado”. Sin embargo, el poeta recurre a estas alusiones arquitectónicas como una analogía, al ubi sunt de este poema se anexa la fugacidad del amor porque también está expuesto al deterioro del tiempo y como todas las ruinas de un fulgurante pasado, los restos de este también implican un riesgo latente de destrucción: “Por ejemplo / en un caballo de bronce / de la Piazza Bianca. / Al momento de restaurarlo, al asomarse a su boca abierta, encontraron en el vientre / esqueletos de palomas. / Como tu amor, / que se vuelve ruina / mientras más lo construyo. / El tiempo es romano”.

In adenda, en el poema La estatua de bronce valiéndose una vez de estos símbolos el poeta emite una mordaz crítica a las crisis de valores y de sentido común tan constantes a través de la historia humana: el caudillismo. Desde Barrabás hasta la historia moderna hay una admiración por la figura de los caudillos, quienes no siempre destacan por ideales de nobleza o sacrificio: “¿Quién podrá ser el jinete de bronce / sobre el imponente y brioso caballo de bronce? / Deberá ser alguien que muchos ciudadanos / admiren, / un hombre que sea su propio mentor, / que haya luchado a brazo partido por su gloria / y su fortuna. / Ya está. Erijamos la estatua al asesino.”

En conclusión, Feligrés del sueño: Antología personal de Juan Manuel Roca ofrece una serie de textos que destacan por su claridad y a la vez por la profundidad con la que han sido abordados, su lectura es ciertamente divagante como el tránsito del sueño, y a la vez, por esta razón son poemas que dejan esquirlas en el lector, más bien, ruinas de un tiempo interior en espera de ser descubiertas.

Aldo Vásquez

Nació en Nicaragua en 1992. Estudia Lengua y Literatura Hispánicas en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, en Managua. Fue partícipe del taller de poesía del Centro Nicaragüense de Escritores en 2014, impartido por el poeta Anastasio Lovo, y posteriormente (2015) del taller de poesía del Centro de Investigaciones Lingüísticas y Literarias de su universidad, impartido por el poeta Víctor Ruiz. Con el poemario Cadencias obtuvo el premio nacional de poesía joven Leonel Rugama 2016.