Premoniciones de un parto

Versos que imponen lecturas laterales. La realidad es más de lo que queremos ver.

Foto de Álvaro Cantillano Roiz. Ver galería completa.

Premoniciones de un parto

 
A Mario MartzD`León
 
 
 
Siento vértigos
punzones en la barriga
y padezco inusuales antojos.
Voy a parir
así lo presagia el ultrasonido.
No puedo contener más la cría.
Es inevitable su nacimiento
aunque todavía no sé
por dónde lo voy a parir.
Además, pensándolo sin enredo
nadie me preñó.
No hubo penetración en mí.
Nadie me rellenó de espermatozoides.
Sin embargo, voy a parir.
 
El médico al verme entrar al hospital
con una panza en la espalda
pensará que esto es una broma.
Cuando penetre el autobús o el taxi
el conductor reirá.
Qué incómodo es esto.
Voy a parir
aunque aún conservo la virginidad
y no es que esté imitando
a la madre del Mesías
o me considere la nueva elegida
pero voy a parir.
El niño pronto romperá la fuente
adherido a elástico cordón umbilical
y esto es terrible.
Consigan una partera
o alguien que me ayude a abrir las piernas.
Voy a parir. Necesito triturar una toalla
porque voy a parir una extraña criatura.
Que alguien reciba al nuevo Cristo
o al Anticristo que voy a parir.
Que alguien haga algo.
Ya no soporto.
Voy a parir.
 
 

Putas

 
 
 
a Jimmy Javier Obando
Hazlas, poeta.
Octavio Paz.
 
 
 
Abúsalas.
No les tengas respeto.
Voltéalas
y viólalas.
Que sientan el furor
del látigo en las nalgas
aunque tengan el copete de la tilde
y sean escasas y cultas
difíciles de encontrar
aún en gruesos diccionarios.
Muérdele tetas y pezones.
Que giman.
Que imploren paz a tu sexo
con voz onomatopéyica.    
Arrincónalas, sean agudas
graves o esdrújulas.
Electrocútalas en el coito.
Insértate entre sus labios, copulándoles.
 
Ármalas y desármalas
como rompecabezas.
Somételas a nuevas posiciones kamasutrales
insólitas e inusuales;
que se les altere la raíz
que su prefijo
o sufijo
sientan lo sádico
de un lápiz que desmiembra sintaxis
ortografía………
Inyéctales heroína
que saboreen la distorsión.
Transfórmalas en anárquicas
en masoquistas poseídas por el striptease.
Que sean sus dioses
las vergas de tintas.
Y vivan siempre dóciles
dispuestas
preparadas.

José López Vásquez

Poeta, narrador y editor nacido en Managua en 1986. Ha publicado los poemarios El Mesías no volverá a nacer (Instituto Nicaragüense de Cultura, 2009) e Infierno erótico (Sociedad Nicaragüense de Jóvenes Escritores, 2012), y guarda inédito el libro de cuentos Ahuizotes y otras historias. Poemas suyos han aparecido en numerosas revistas, diarios y antologías en Nicaragua, Chile, República Dominicana, España. Es secretario de la Sociedad Nicaragüense de Jóvenes Escritores.